Ser, pensar, vivir y compartir.

lunes, 26 de marzo de 2012

EL PARADO

Hace casi un año que no publico nada pero, los artículos de Bárbara Alpuente en la revista Yo Dona, me dan que pensar cada semana y en esta ocasión me voy a permitir repetirlo aquí, integramente ya que me parece muy interesante.

EL PARADO

El parado es aquella persona molesta que de alguna manera te recuerda que su situación también podría ser la tuya.El parado, además siempre vendrá a pedirte algo, a enviarte su CV y a estorbarte en tu horario laboral para rogarte que le ayudes.El parado está cobrando un dinero nada más que por estar así,parado,con la de trabajo que tenemos los demás.!Que daríamos por unas vacaciones!.Por eso cuando recibimos un e-mail que incluye las letras CV,preferimos hacer ver que no lo hemos visto."Ahora a ver que hago yo con esto"(Si quieres que alguien se interese en abrir tu CV no digas que se trata de tu Cv, sino de una foto superdivertida de Urdangarín o de un video de las caidas más locas del año.Para eso sí que tenemos tiempo).El parado recorre cafeterías, tiendas o restaurantes dejando su currículum y confiando en encajar en el perfil.El parado escribe cartas de presentación intentando no dejarse nada importante en el tintero,actualiza sus datos y envía e-mails a todos sus contactos.El parado intenta encontrar una ocupación mientras espera la respuesta de alguien.Una llamada, un mail, un amigo que necesita sus servicios,alguna cosa.El parado comprueba que pasan los días y un silencio tenso, teñido de indiferencia, va conquistando el ambiente.El parado descuelga el teléfono por si está mal colgado o comprueba que tiene cobertura.Pulsa compulsívamente el botón de actualizar en su cuenta de correo y hasta se atreve a escribir para preguntar si el destinatario ha recibido su CV.Silencio."Estamos muy ocupados.No sabemos que hacer contigo.Somos conscientes que tu situación es crítica,pero ya tenemos bastante cada uno con nuestras cosas.Yo también tengo problemas aunque conserve mi puesto de trabajo ¿sabes?De verdad que si estuviése en mi mano te ayudaría, pero yo aquí no pinto nada.La cosa está muy mal".Parece que encontramos perfectamente lógico que un adulto cuide un niño,que una persona sana cuide una persona que está enferma, que los jóvenes cuiden de los mayores...y los que estamos trabajando,¿no tendríamos que cuidar de los que no lo están?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

una vez más, en medio de su tono medio frívolo habitual, Bárbara Alpuente sabe dar en la diana de un problema que está ahí...y no queremos ver.

Gracias la Srta. Alpuente, que
'pasaba por ahí'...

Eli Vístete Que Vienen Curvas dijo...

pues sí.. tienes razón, a mi cada vez que me dan un cv... lo guardo y les animo a seguir buscando.. qué remedio :( un besote